TODOS LOS BAUTIZADOS ESTÁN LLAMADOS A SEGUIR A JESUCRISTO,
A VIVIR Y DAR A CONOCER EL EVANGELIO
Es fundamental encontrar a Cristo en el trabajo, la vida familiar y el resto de actividades ordinarias.

LA PRELATURA FORTALECE EN LOS FIELES CRISTIANOS UN VIVO SENTIDO DE SU CONDICIÓN DE HIJOS DE DIOS Y AYUDA A CONDUCIRSE DE ACUERDO CON ELLA

Fomenta la confianza en la providencia divina, la sencillez en el trato con Dios y con los demás,
un profundo sentido de la dignidad de la persona y de la fraternidad entre los hombres,
un verdadero amor cristiano al mundo y a las realidades creadas por Dios, la serenidad y el optimismo.

VIDA ORDINARIA

Es en medio de las cosas más materiales de la tierra donde debemos santificarnos, sirviendo a Dios y a todos los hombres.
La familia, el matrimonio, el trabajo, la ocupación de cada momento son oportunidades habituales de tratar y de imitar a Jesucristo, procurando practicar la caridad, la paciencia, la humildad, la laboriosidad, la justicia, la alegría y en general las virtudes humanas y cristianas.

HOMENAJE A MANTEGNA

Homenaje a Mantegna que murió el 13 de septiembre de 1506."Cristo muerto", 1480
Conservado en la Pinacoteca di Brera de Milàn.
La obra es famosa por la vertiginosa visión en perspectiva de la figura del Cristo reclinado, que tiene la particularidad de "seguir" al espectador que mira fijamente sus pies fluyendo frente a la propia pintura.Considerada uno de los pináculos de la producción de Mantegna, la obra tiene una fuerza expresiva y al mismo tiempo una severa compostura que la convierten en uno de los símbolos más famosos del Renacimiento italiano.

SANTIFICAR EL TRABAJO

Buscar la santidad en el trabajo significa esforzarse por realizarlo bien, con competencia profesional, y con sentido cristiano, es decir, por amor a Dios y para servir a los hombres.
Así, el trabajo ordinario se convierte en lugar de encuentro con Cristo.
silver framed eyeglasses on white printer paper
brown brick building under gray sky

ORACIÓN Y SACRIFICIO

Es fundamental alimentar cada día la necesidad de cultivar la oración y la penitencia propias del Espíritu Cristiano.
Los fieles de la Prelatura asisten diariamente a la Santa Misa, dedican un tiempo a la lectura del Evangelio, acuden con frecuencia al sacramento de la confesión, fomentan la devoción a la Virgen.
Para imitar a Jesucristo, procuran también ofrecer algunas pequeñas mortificaciones, especialmente aquellas que facilitan el cumplimiento del deber y hacen la vida más agradable a los demás, así como el ayuno y la limosna.

Síguenos a través de nuestros canales online

black iphone 4 on brown wooden table